La Cazadora de Ranas. Víctor R. Alfaro.

Foto de MueveTuLengua

Nací en la Paz , en el ochenta y tres, 
soy comilón, lector y un poco vago. 
Muy a menudo me puede el estrés.
Maestro de nada y aprendiz de mago.

En Radio Sol me pierdo entre canciones
y hablo con peques todas las mañanas.
He descubierto muchos corazones
que laten con gran fuerza y muchas ganas.
...

Así se presenta Víctor R. Alfaro, presentador de Radio Sol XXI en los programas de "Diverclub" y "Diverpapis" de los que te he hablado aquí. Pero además, Víctor es escritor. En el 2013 publicó Alejandro y la gorra del tiempo; y en noviembre 2017 La Cazadora de Ranas. Ilustrado por Miguel Ángel Díez y editado por MueveTuLengua

Ilustración de Miguel Ángel Díez

Fin de curso. Martina está sentada en el patio de butacas del instituto recordando perfectamente su último cumpleaños, 12 años. Cinco minutos y sonará la campana. Cinco minutos y empieza el verano.
Un verano diferente al que había pasado hasta ahora. Un verano, tres meses, en el pueblo de su padre, con su abuela, con sus primos. Alejada de sus amigas, sin conexión, sin móvil. 


¿Qué harías si tuvieras que pasar tres meses sin conexión?
sin internet, sin móvil


Martina conoce a un chico llamado Guille. Gracias a él y a las aventuras que vive con sus primos, llega a adaptarse al pueblo y a descubrir un gran secreto.

Víctor Alfaro nos lleva a reflexionar sobre las horas que pasamos pegados a las pantallas, y mientras, quizás, estamos perdiéndonos grandes cosas. Parece que ya no sabemos qué hacer si no es estar pegado al móvil. Con lo bueno que es aburrirse, es un gran motor para poner en marcha nuestra imaginación y vivir miles de aventuras.

Ilustración de Miguel Ángel Díez

Gracias Víctor por escribir La Cazadora de Ranas, por haberme dado noches de lectura compartida junto a Superpeque. Gracias por habernos generado conversaciones. Gracias por haberme llevado a recordar mis veranos, volverlos a sentir, a escuchar, a saborear... Gracias por ese guiño a la narración oral, esa tradición de contar historias, de boca a oreja y que va pasando de una generación a otra. De hacer ver que no solo sirve de entretenimiento, sino que a su vez emocionan, transmiten conocimientos, fomenta el diálogo, estimula la imaginación y creatividad... 

Gracias a Víctor y a Pilar, por haberme invitado a la presentación del libro en Itaca Concept, por haberme dejado disfrutar contando La Torre de Hielo, una de las historias que la abuela de Martina, Leoncia, les narra a ella y a sus primos. Gracias a todas las personas que allí estuvieron escuchando, los pequeños y los más mayores. Porque las historias, no tienen edad, como La Cazadora de Ranas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...