Los sentidos: el tacto. Aprender Jugando.


¿Cuántos sentidos tenemos? ¿Cinco? Eso pensaba yo, pero según la pedagogía Waldorf son 12. Buena oportunidad para conocerlos mientras acompañamos a los pequeños a descubrirlos.

Empecemos por los ya conocidos, y quizás un poco olvidado, el tacto.

El desarrollo de los sentidos es muy importante para la evolución del niño ya que a través de ellos entra en contacto con el exterior, lo conoce y evoluciona en su aprendizaje. Gracias a los sentidos nos comunicamos y mantenemos relaciones de afecto.

A través de planchas sensoriales en las que se ha puesto un trozo de diferentes texturas en las que el niño o niña pueda tocar y distinguir entre rugoso, liso, suave, áspero... También visualmente aprecia diferentes formas y colores.

El tacto es mucho más que las manos, es todo el cuerpo.
Y... ¿si lo tocan con los pies?, se puede trabajar el tacto con tantas partes del cuerpo... cara, pies, piernas, pelo...

Aquí te dejo algunos ejemplos que he encontrado en Pinterest:





Crea tus propias cajas sensoriales improvisando con materiales que tengas en casa: cintas y plumas de colores, instrumentos musicales, diferentes papeles olorosos, flores, alimentos, objetos de diferentes texturas y formas... Así potencias los sentidos, la imaginación, concentración, motricidad... aprender jugando.

Preséntale la caja y limítate a observar. Déjale hacer, a descubrir, a que disfrute de la sorpresa. Después puedes incorporarte y jugar juntos.






No te olvides del contacto piel con piel, tan importante para tranquilizar y transmitir amor, esencial para los bebés. Los masajes, cuando les ponemos la crema tras el baño, ese momento de conexión. O simplemente cogerle en nuestro regazo y darle todo nuestro amor.

Cuando van creciendo podemos irles ofreciendo una cesta con materiales para explorar y tocar. Pelotas de texturas naturales como la seda, madera, lana, algodón... instrumentos musicales.

Imagen de cestas de los tesoros de Montessori en Casa

No puedo terminar la entrada sin hablar de los libros sensoriales o quiet book, toda una delicia para las manos pequeñas.  Los puedes hacer tú misma, pero si no eres muy habilidosa existen un montón de manos que te hacen uno en un abrir y cerrar de ojos.







¿Te has parado alguna vez a pensar lo importante que es el tacto? 
¿qué percibes con el tacto? ¿qué pasaría si no le tuviéramos?


El siguiente sentido el olfato, y que mejor sitio que en la cocina preparando un gran Bizcocho de Zanahoria 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...