El Proceso de Selección. MaMá OriEnta.



Mandas el CV a una empresa, bien en respuesta a una oferta publicada o bien por autocandidatura, pasan los días y no obtienes una respuesta. Los motivos pueden ser miles, como bien explique en anteriores entradas, otro de ellos puede ir relacionado con el proceso de selección.


Todo proceso de selección empieza así sería lo ideal en el análisis y descripción del puesto de trabajo. En él se realiza la descripción del puesto a cubrir (cualidades humanas y técnicas) y el perfil del puesto, es decir, descripción de la persona que lo tendrá que desempeñar (edad, sexo, estudios, experiencia, habilidades, actitudes…). 

Si tu perfil no encaja con el que buscan, entonces ya tienes el motivo.

Es verdad que algunas de estas características puedes adquirirlas con el aprendizaje y mejorarlas con el entrenamiento. Depende de ti. Pero también es verdad que hay otras en las que no podemos hacer nada (edad, sexo…) Son insalvables y aunque estén cometiendo discriminación, aunque es injusto… no vale la pena recrearnos en este tipo de pensamientos, además la mayoría de las veces ni sabrás si realmente ha sido por eso. 

En un proceso de selección intervienen muchos factores que no controlamos y que no conocemos. Y puede que ni hayan visto los CV que han recibido. Algunos motivos pueden ser:
  • Cambio de dirección o de organización de la empresa 
  • Modificación del proceso económico empresarial 
  • El reclutamiento finalmente se realiza por promoción interna
  • Se ha cubierto la plaza a través de la red de contactos o enchufe

Los tipos de procesos de selección a los que te tienes que enfrentar pueden variar enormemente. De procesos complejos, dónde tienes que pasar diferentes y complejas pruebas (psicotécnica, grupal, profesional…). Hasta procesos sencillos que se basan en una entrevista con el jefe o encargado. Por eso tener información sobre los procesos de selección se convierte en un factor clave para la consecución del objetivo.  

Pocas veces te van a comunicar el resultado del proceso de selección. Si ha pasado un tiempo prudencial y aún no sabes nada, tienes una opción a tu alcance, y es la de contactar tú con la empresa.  Si el proceso de contratación sigue abierto y tú muestras interés por él (mediante una llamada o un e-mail), suelen tenerlo en cuenta.  Hay a veces que la empresa nos comunican el resultado del proceso, pero nunca te van a decir el por qué lo cual sería de gran ayuda para mejorar, suelen utilizar “frases” poco hirientes, o “comunes” como << tu perfil no encaja con el puesto >>.  

Sugerencia que me permito hacerte: sigue entrenándote, repasa lo que has hecho y si puedes mejorarlo. 


Hay fuera esta una empresa esperándote aunque aún no os habéis encontrado


Entradas relacionadas: ¿Por qué no me llaman? ¿Por qué no me cogen?

¿Te conoces? ¿Sabes hacia dónde vas?
I Parte: Objetivo profesional
El Curriculum Vitae
Habrán recibido mi CV
El CV: los apartados



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...