Cat and Mouse - Cuento infantil para aprender inglés. MaMá OriEnta


EL INGLÉS Y LOS/AS NIÑOS/AS




Un cuento ilustrado con el que enseñar las diferentes emociones para que les ayudarles a reconocerlas y aprender a gestionarlas.

Y sí, como veis está escrito en inglés.





Este libro lo recomienda Lucy Moretti, una profesora que enseña inglés a los/as niños/as de Madrid en su blog.  Para leer más: Explorando las emociones en inglés con "Cat and Mouse"

Hoy en día es importante que los/as niños/as aprendan el inglés y con este fin Lucy ha escrito una pequeña guía para no perderse en la jungla del inglés para peques: 

Mi Hijo Habla Inglés: Consejos Para Padres.
El libro está en iBooks de Apple , Amazon.es., Kobo eBooks

Aquí os dejo esta entrada que ha escrito para MaMá OriEnta.  
Thanks Lucy.



Hay grandes debates y estudios hoy en día sobre cómo, cuándo y porqué los niños tienen que aprender inglés.  El debate se enfoca en si es mejor empezar muy pronto, empezar cuando ya saben controlar su idioma nativo, empezar cuando ya saben leer y escribir. 

Desde mi punto de vista son 3 los puntos claves que los padres tendrían que tener en consideración a la hora de emprender este camino:

Una exposición temprana a los múltiples y diferentes sonidos del inglés ayudará a los peques a reproducirlos correctamente en el futuro. 

La capacidad de comunicarse en un inglés comprensible es lo que falta a muchos adultos hoy en día.

2ª La cantidad de tiempo de exposición al idioma sí cuenta. De dos a cuatro horas a la semana en el colegio no son suficientes. Ni seis (si los apuntamos a clases extra-escolares). Imaginaos hablar castellano con vuestro hijos solo durante 6 horas a la semana… ¿Cuánto aprenderían? 

Los niños no se molestarán en aprender un segundo idioma si no ven una razón muy práctica para hacer el esfuerzo.  

¿Qué hacer para convencerles? 

Primero, los padres tendrían que demostrar mucho interés en el inglés. En mis clases de infantil se nota muchísimo la diferencia entre los niños que tienen padres que les transmiten entusiasmo hacía el idioma y los que delegan al colegio.  Los primeros son más atentos, participan con interés y se esfuerzan a la hora de expresarse porque se sienten más seguros y motivados. La consecuencia es que aprenden dos veces más rápidamente de los demás.

¿Cómo lograrlo?

Trabajando en casa también. Dedicar por lo menos una hora al día a enseñarles inglés o aprenderlo con ellos. 

A veces hay padres que, justamente, se preguntan si su pronunciación incorrecta puede afectar el proceso.  Pues, depende.  Si se usan la cantidad infinita de recursos audio y vídeo presentes en Internet o los CDs que acompañan los libros ilustrados por ejemplo, no hay porque preocuparse demasiado. Lo que les estamos trasmitiendo es más importante que la pronunciación. Son muy jóvenes y tendrán años y años de estudio por delante.   Pero si conseguimos trasmitirles una actitud positiva hacia el aprendizaje será más fácil que sigan interesándose por el idioma de forma autónoma e independiente.

Después, puedes sentir el orgullo de decir "¡Mi hijo habla inglés!"


Para conocer más a Lucy pásate por: 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...