Juguetes para la Igualdad. Aprender Jugando. MaMá OriEnta


¿Dejamos realmente que los niños y las niñas sean verdaderamente libres para elegir con qué jugar?  No me refiero al tema económico sino a que aún se sigue reproduciendo roles tradicionales en los juguetes que luego trasladamos a la vida adulta.

Noto esas miradas hacia mi hijo (y luego a mi) cuando sale con su silla y su muñeco a pasear. O comentarios de gente cercana como "¿Qué quieres una cocinita? ¿No prefieres un camión?". Pues quizás el niño quiera una cocinita y un camión, una cosa no quita la otra.

Siempre ha habido juguetes que socialmente se han identificado con chicas (muñecos, cocinas, sillas...) y juguetes que se han identificado con chicos (pelotas, coches, superhéroes...).  Además de identificarles también con el color azul y el color rosa.

Pero no hay nada escrito, los juguetes no tienen sexo y por supuesto, no hay colores de chicos y colores de chicas. 

El juego es fundamental para el crecimiento del niño y de la niña. Es un modelo y medio de aprendizaje. Con el juego se estimula su capacidad de imaginación, aprenden a comunicarse, a adquirir habilidades, se transmiten valores: cooperación, igualdad, respeto a las diferencias… 

Está en nuestras manos el construir una sociedad en Igualdad de Oportunidades. ¡Tú puedes cambiar las reglas del juego!

Varios ayuntamientos, asociaciones, organizaciones, entidades… lanzan su campaña del Juego y el Juguete No Sexista y No violento, con un objetivo común “sensibilizar a la población sobre la necesidad de eliminar el contenido sexista y violento de muchos juegos y juguetes y contribuir así al desarrollo de actitudes y comportamientos de cooperación, respeto a las diferencias y relaciones de igualdad entre las niñas y los niños”. 



1. Los niños y niñas aprenden jugando. El juego es libre y espontáneo. No hay de niños ni de niñas. Evita los que transmitan esa idea. 

2. No hay colores de niños y de niñas sólo etiquetas sociales que limitan la creatividad. Elijamos los colores, no dejemos que ellos nos elijan. 

3. Intenta elegir juguetes que reflejen la diversidad de cada persona: somos iguales, somos diferente. 

4. Orientando en una buena elección de juguetes también estás educando. Escoge con acierto, teniendo en cuenta que sean seguros, acordes con la edad y libres de prejuicios sexistas. 

5. Elije juguetes que reúnan a niños y niñas cooperando y compartiendo espacios, tanto públicos como domésticos. Les enseñas a construir un mundo más libre e igualitario. 

6. Regala juguetes que ayuden a promover todas las capacidades y habilidades personales de la niña y el niño, posibilitando tanto juegos tranquilos como los que requieran una actividad física. 

7. Busca juegos y juguetes que potencien la igualdad en la participación y el desarrollo de sentimientos y afectos, sin diferenciación, en niñas y en niños. 

8. Evita juegos, juguetes y videojuegos violentos. Educa para resolver problemas de forma positiva, constructiva y creativa. 

9. A veces la publicidad muestra imágenes y valores distintos de los que queremos enseñarles. Es importante escuchar a las niñas y a los niños, no hay que ignorar sus peticiones, pero tampoco decirles que sí a todo. 

10. Buscar libros, juegos, videojuegos y juegos en los que se nombren y estén presentes niñas y niños. 

¿No crees que es mejor así?







No se si os acordáis de la campaña publicitaria de hace unos años de Campofrío que puso el acento en la idea de construir un nuevo modelo de mujer alejado de estereotipos a través de los juguetes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...