Mi experiencia como mamá. MaMá OriEnta

¡¡¡Supermamá!!! ¡¡¡Superwoman!!!


Si, en mi armario hay una capa roja y un antifaz pero no soy Supermamá ni Superheroina. Tan solo soy Emi, y la tengo ahí para contar el cuento de SuperLola, pero nada más.  Eso si lo mejor que me ha pasado en la vida es ser mamá, aunque no es fácil.

Uno de mis objetivos en la vida era ser mamá, siempre lo he tenido muy claro. Eso sí, nunca veía el momento. Siempre con excusas: quiero estudiar más, quiero tener más experiencia laboral, cuando tenga un trabajo mejor, quiero viajar, quiero quiero quiero…. Excusas, y todo por dudas y MIEDO, miedo a no saber hacerlo bien.


A primeros de febrero del 2011… tachán… la prueba de embarazo lo confirma, ¡estamos embarazados! Se mezclan todos los sentimientos a la vez y no sabía si llorar, si reír, si chillar… tan solo abrace a Superpapi y nos quedamos en silencio. Nos miramos y llore, llore mucho ¡estaba aterrorizada! Ya habíamos pasado por malas experiencias y no quería volver a vivirlas.


… y en silencio siento que te hablo a ti, no te conozco y ya te amo como no he amado a nadie, no te imaginas lo que tú eres para mí...


En el embarazo no todo fue de color de rosa (vómitos, ascos, ardores, ciático, miedos…), pero una gran experiencia, que mirándolo desde la distancia, no me importaría volverla a repetir.

A las 39 semanas y 3 días, tras un parto natural de unas 8-9 horas, el día 4 de octubre del 2011 a las 22:38 horas tuve por fin entre mis brazos a mi pequeño. 



Me cuesta explicar con palabras lo que en ese momento sentí, una gran emoción, alegría,… AMOR si creo que es la palabra correcta, AMOR y con letras bien grandes. AMOR INCONDICIONAL.

Los primeros meses no fueron tannnn maravillosos como me imaginaba. El cansancio, el no dormir más de tres horas seguidas, las hormonas todas revolucionadas... de pronto lloraba, como que me daba por reír, estar enfadada o con ganas de hacer cosas... el agobio porque no te da tiempo a nada. 

Pero a los pocos meses cambié de pronto, creo que las hormonas me dieron un respiro. Empecé a disfrutar, a dar prioridad a las cosas que realmente me hacían feliz, a lo que me apetecía en ese momento. Aprovechar cada minuto, cada segundo... ya que ésto nunca se volverá a repetir, porque aunque vuelva a ser madre muy lejano será diferente. 

Cuando ya lograba dormir 5-6 horas seguidas el fin de mi baja maternal se acercaba y empezaron los "agobios",  y vuelta a las ojeras.  La conciliación.  Qué bonita palabra, como he luchado por ella profesionalmente y ahora vivo en mis propias carnes lo difícil que es.  Pero esto es otro tema.

Aún quedaba para reincorporarme al trabajo menos de un mes cuando me dieron la noticia de que la relación laboral finalizaba (falta de financiación). Profesionalmente mis sentimientos fueron de tristeza, decepción, enfado, preocupación… Pero seguidamente me inundaron otros como tranquilidad, paz, alegría... sentimientos encontrados, muy frecuente en mí. Salí corriendo hacia casa, sólo quería abrazar a mi peque con todas mis fuerzas, él era mi gran recompensa, el estar juntos los dos.

Gracias al desempleo he podido disfrutar de todos sus primeras veces: su primera sonrisa, las primeras –itis, su primera palabra, sus primeros pasos, su primer beso… No me he perdido nada.

Ser madre es lo más maravilloso que me ha pasado en el mundo. Te cambia la vida, yo creo que no, tan solo que la vivo de otra manera. Es duro y complicado. Pero es una experiencia maravillosa. 

Superpeque ya tiene 2 años y 2 meses, está dejando de ser bebé,  se está haciendo un niño. Y yo, pues soy mujer, mamá, profesional, compañera, hija, hermana, amiga...  


Vida mía… mira siempre hacia delante, lucha por tus sueños y se feliz. Siempre me tendrás a tu lado, y cuando necesites una mano que te agarre, ahí estaré, nunca lo olvides.


Para Superpeque de MaMá.

8 comentarios:

  1. Que tierno!! gracias por expresar con palabras el sentimiento de ser madre, me identifico con ellas.

    ResponderEliminar
  2. Me ha costado entrar pero ya estoy aqui. Felicidades por esta iniciativa, eres muy emprendedora. Suerte en esta andadura te deseo, me parezco al maestro Yoda, que fuerte. Un besaco enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu apoyo, así todo es más fácil.
      Un saludo, maestro Yoda ;-)

      Eliminar
  3. Disfruta, disfruta mucho de tu hijo. Como bien dices, nunca se volverá a repetir.
    Te deseo mucha suerte.
    Gran Blog.
    Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutando todo lo que puedo y más, es una de mis grandes motivaciones.
      Muchas gracias por tus palabras Maria. Un saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...